Una bobina

Una bobina

Una bobina

En este artículo hablaremos sobre la bobina. Para qué sirve, cómo funciona y los tipos de bobinas que podemos encontrar.

Qué es una bobina

Son componentes pasivos de dos terminales que generan un flujo magnético cuando se hace circular por ellas una corriente eléctrica. Se fabrican arrollando un hilo conductor sobre un núcleo de material ferromagnético o al aire. Su unidad de medida es el Henrio (H).

Publicidad de Google AdSense

Para qué sirve una bobina

Debido a su capacidad para generar un flujo magnético con el que se posibilita que la corriente eléctrica circule, este dispositivo es muy útil. También se puede oponer a los cambios en la corriente eléctrica, por ende, las fluctuaciones de corriente se pueden controlar y evitar que un cambio brusco en la intensidad de la corriente ocasione un daño o desperfecto. Asimismo, son múltiples sus aplicaciones en la electrónica y en la industria automotriz.

Tipos de bobinas

Principalmente existen 2 tipos de bobinas, las bobinas fijas y las bobinas variables.

Bobinas Fijas

Como su nombre lo indica, este tipo de bobina su valor es fijo y dentro de este grupo podemos encontrar bobinas con núcleo de aire y núcleo sólido.

Núcleo de aire

Núcleo de aire

Núcleo de aire

El conductor se arrolla sobre un soporte hueco y posteriormente se retira este quedando con un aspecto parecido al de un muelle. Este tipo de bobinas tienen baja incubación y se utilizan para señales de alta frecuencia como, por ejemplo, circuitos de radio, tv, transmisores.

Publicidad de Google AdSense

Núcleo sólido

Dentro de este grupo podemos encontrar diferentes tipos de núcleos, ya sea hierro y ferrita.

  • Núcleo de Hierro: Se está utilizando mucho actualmente en electrónica, ya que con él se pueden fabricar bobinas de alta inductancia y pequeño tamaño, lo mismo que bobinas para trabajar en circuitos de alta frecuencia.
    La ferrita es un compuesto formado con polvo de óxido de hierro mezclado con otros componentes y revestido con material aislante, el cual se aglutina y comprime hasta quedar en forma sólida.
    Los núcleos de ferrita se fabrican en forma de varilla, en «E», en dos medias «Es» o en forma de toroide.
    Las bobinas con núcleo de ferrita se utilizan en diversas aplicaciones como bobinas de antena en radios, como choques o filtros de alta frecuencia en circuitos sintonizados o fuentes de poder.
  • Bobinas Toroidales: Tienen una forma geométrica especial para su núcleo fabricado de ferrita y debido a esa forma presentan una gran eficiencia. Actualmente se utilizan con mucha frecuencia en circuitos de filtro y en todo tipo de transformadores.

Bobinas variables

Bobinas variables

Bobinas variables

Las inductancias variables se requieren para ciertas aplicaciones especiales y están provistas de un sistema por el cual se pueden cambiar sus características principales como el número de vueltas o espiras, o la posición del núcleo.

Cómo funciona una bobina

Para comprender el funcionamiento de una bobina hay que empezar por saber que todo cable por el que la corriente circula va a tener a su alrededor un campo magnético, en donde es funciona el sentido de flujo del campo, el que va a establecer la ley de la mano derecha.

Como consecuencia de la elaboración de la bobina con espiras de cable, el campo magnético va a ir circulando por el centro inductor y va a cerrar su camino por la parte externa. Una característica a destacar de la bobina es que se opone a un cambio brusco que se dé en la corriente que va circulando por ellas.

El resultado principal de esta condición de la bobina es que al momento de modificar la corriente que va circulando, como es el caso de ser conectada o desconectada a una fuente de alimentación con corriente continua, el dispositivo va a tratar de mantener la condición previa.

Usos y aplicaciones de la bobina

Estos dispositivos al ser tan ingeniosos y versátiles pueden ser empleados para un sinfín de tareas, generalmente son utilizados en la industria automotriz y en la industria tecnológica, aunque se los puede encontrar en varios aparatos eléctricos que usamos a diario como, por ejemplo, la radio, la tv, transmisores, antenas y hasta en el arranque de un automóvil.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.