SINOVITIS VELLONODULAR PIGMENTADA DE PIE Y TOBILLO

Catorce casos de sinovitis VELLONODULAR pigmentada (PVNS) de pie y tobillo (entre enero de 1957 y diciembre de 1999) acumulados en el registro escocés de tumores óseos se presentan con un seguimiento medio de 4,6 años destinado a analizar las características clínicas, radiológicas e histopatológicas para investigar el comportamiento clínico de PVNS en el pie y el tobillo, y para determinar los factores que influyen en la recurrencia. La edad media era de 26 años.4 años (rango, de 8 a 52 años). Había ocho mujeres y seis hombres. El retraso medio en la presentación fue de 10,3 meses. Los sitios anatómicos fueron las falanges de los pies (n = 2), el área tarso-metatarsiana (n=3) y la parte posterior del pie (n=9). Parte trasera de los casos consta de 6 extra-articular inflamación del tejido blando alrededor del tobillo, de dos que afectan a la articulación del tobillo y tiene que ver con la articulación subtalar. Hubo ocho (57,1%) casos con bultos indoloros, cinco (35,7%) pacientes con bultos dolorosos y un caso con un bulto asociado con deformidad del dedo del pie. La sospecha clínica fue ganglio, gota, hinchazón de tejidos blandos (? tumor) y exostosis. Se encontró invasión de tejido periarticular e infiltración cortical en un tercio de las películas lisas. La tomografía computarizada mostró múltiples lesiones líticas y los hallazgos de la resonancia magnética concordaron con hipertrofia extensa de tejido blando de señal baja y erosión ósea, dos de las cuales se sospechaba que se trataba de sarcoma sinovial. La escisión del bulto se realizó en 4 casos con una recuperación completa. Las PVNS falangeales del pie se trataron con amputación del dedo del pie a través de la articulación metatarsofalángica y no hubo casos de recidiva de la lesión. Hubo dos recidivas que afectaron el tobillo y la articulación subtalar. Las NPV de tobillo recidivantes se trataron con re-exploración, sinovectomía abierta, legrado de quiste talar e injerto óseo autógeno. El segundo caso recurrente de articulación subtalar se trató con una nueva escisión y legrado. Ambos casos recurrentes se trataron principalmente con escisión intralesional por su variedad difusa. No hubo recurrencias en la variedad nodular. Se logró una recuperación completa en el 85,7% de los casos (12/14). Se debe observar un alto índice de sospecha de PVNS en los casos que presentan una masa indolora o dolorosa en la región del pie y el tobillo. La recuperación completa se puede lograr en la mayoría de los casos mediante escisión completa. Dedo del pie amputación puede ser considerado para falanges pie PVNS.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.