Adorables pero tímidos osos hormigueros pigmeos son vip en el zoológico de Perú

Octubre 28, 2016

por Moises Avila

Nativos de América Central y del Sur, los osos hormigueros pigmeos miden unos 20 centímetros (ocho pulgadas) de largo, los osos hormigueros más pequeños del mundo

Paulina lucha por abrir los ojos, ve a personas extrañas en su espacio y levanta sus pequeñas garras como advertencia.

A pesar de la amenaza, es difícil no querer abrazar a la bola de pelo del tamaño de una pinta y a su compañero Freddy, los únicos osos hormigueros pigmeos del mundo que se mantienen en un zoológico.

Desde que fueron rescatados de traficantes de animales hace una década, cuando tenían un año de edad, la pareja ha vivido en el Zoológico de Huachipa en Lima, Perú.

Nativos de América Central y del Sur, los osos hormigueros pigmeos miden unos 20 centímetros (ocho pulgadas) de largo, los osos hormigueros más pequeños del mundo.

También llamados osos hormigueros sedosos, o Cíclopes didactylus, son conocidos como criaturas de la noche, envolviendo sus pequeños cuerpos de color marrón dorado alrededor de las ramas de los árboles tropicales para alimentarse de hormigas.

Son mucho más pequeños que sus primos, como el oso hormiguero Tamandua, que puede medir hasta un metro de largo, o el oso hormiguero gigante, que alcanza los dos metros de largo.

Pasan toda su vida en las copas de los árboles, sin tocar el suelo.

Pero la destrucción de la selva amazónica los está dejando sin hogar.

Debido a su fragilidad, Paulina y Freddy no están en exhibición pública.

Se mantienen en un recinto especial diseñado para imitar su hábitat arbóreo.

Se cree que la pareja es el oso hormiguero pigmeo de más larga vida en cautiverio.

A veces capturados para ser mantenidos como mascotas, los animales normalmente permanecen vivos solo un corto tiempo fuera de su hábitat nativo.

«No hay mucha información sobre ellos porque no son muy visibles. Están siendo afectados por la deforestación, y por eso los estamos perdiendo», dijo la bióloga que cuida a la pareja Lima, Gina Ccarhuas.

Amenaza invasora

Es difícil estimar cuántos osos hormigueros pigmeos hay en el Amazonas porque son tan solitarios y tímidos.

» Son vulnerables», dijo Ccarhuas.

«Se está lanzando un programa de conservación y un curso de capacitación zoológica sobre el manejo de la especie.»

La Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) no clasifica la especie como amenazada, pero advirtió en un informe de 2014 que partes de su hábitat estaban desapareciendo en Brasil.

«No hay duda de que la deforestación rápida y continua del Bosque Atlántico está afectando negativamente a la población del noreste de Cyclopes didactylus», dijo.

«La especie no puede sobrevivir en las plantaciones de caña de azúcar que están reemplazando la vegetación nativa en esta área y los parches restantes de hábitat adecuado están cada vez más fragmentados.»

Alimentar a Paulina y Freddy es un desafío para el zoológico, que ha tenido que sustituir a las hormigas que comen en la naturaleza con una fórmula láctea probiótica rica en proteínas.

Por lo general, se despiertan alrededor de las 6 de la tarde y están activos hasta aproximadamente las 4 de la mañana, dijo Ccarhuas.

Viven en un recinto diseñado para simular el dosel de una selva tropical.

Cuando llega el día, se acurrucan para dormir en una pequeña cesta de mimbre, tratamiento VIP para huéspedes de dos estrellas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.